Païssos catalans? May

Païssos catalans? May

jueves, 25 de julio de 2013

MALLORQUÍN Y CATALANISMO.

MALLORQUÍN Y CATALANISMO.






El Dr. Santamaría Arández, (que fue catedrático de Historia Medieval) hace un repaso exhaustivo sobre los puntos más polémicos de la historia medieval del Reino de Mallorca, y autonómica de Baleares.



D. Álvaro, en la Ley de Normalización lingüística se afirma que, con la conquista las Baleares se incorporaron "al área lingüística catalana"; y que, desde entonces, el catalán se convierte en la lengua propia de las islas, ¿es eso asumible?

Dicha afirmación no es asumible, pues no me parece criterio correcto. ¿ Cómo podía existir un "área lingüística catalana", si no existía la dicción catalán en acepción lingüística?. En el siglo XIII no está documentada la dicción catalán, en acepción del habla o de lengua.

Luego, la expresión "área lingüística catalana", es un neologismo a la medida y al servicio de la política catalanizadora de las islas Baleares, que la Ley normalizadora, ampara y reglamenta; Ley que, como es notorio, se aplica ahora con irracional flexibilidad, sin respetar el habla de las islas Baleares, que merecen protección y respeto.

En el siglo XIII no existía el término catalán referido a la lengua. Lo que se constata en los documentos y en las crónicas del siglo XIII es la dicción "nostre llatí", y sobre todo "romanç", en relación al lenguaje de los cristianos, y "en vulgar", como contraposición del lenguaje romance popular y el lenguaje administrativo que era el latín.

La afirmación contenida en la "Exposición de motivos" de la Ley de Normalización Lingüística de las Islas Baleares, acerca de que "Des del segle XIII, la llengua catalana...es la llengua emprada pel poble com eina d'intercomunició social...". Comporta un evidente anacronismo cronológico y psicológico, reflejo de los actuales fervores catalanizadotes, no extrapolables al bajo medioevo.

Entones, y pienso que todavía ahora, las gentes de Mallorca eran conscientes de que su habla, "a la manera mallorquina", según veremos, les identificaba frente a gentes de otras hablas como mallorquines, por su fonética y por sus peculiares dicciones, distintas de las de las otras lenguas romances, sin detrimento de notorias semejanzas entre ellas, con naturales a su común y no lejana derivación del latín.

¿Por qué no considera extrapolables al medioevo las actuales fervores catalanizadores?

Porque tales fervores catalanizadores, (de tan notoria implantación institucional que, en las entidades culturales oficiales y en las privadas subvencionadas con dineros públicos, es implantación hegemónica), apenas ha tenido implantación, no ya en el medioevo, sino hasta la contemporaneidad. Pues ésta no se produjo hasta el último cuarto del siglo XIX, alentadas por la clerecía, por el "connubi" entre la Iglesia y catalanidad, al decir de Torra i Bages, y por la burguesía catalana enriquecida al amparo del proteccionismo estatal centralista, promotoras del catalanismo político y de las corrientes literarias de la "Renaixença", que en Mallorca y en Menorca encontraron cierto moderado eco.

Comprendo los actuales fervores catalanizadores, pero no los comparto ni en relación a la comunidad de las islas Baleares, ni respecto a la Comunidad Valenciana. Pienso que las sociedades que olvidan, menosprecian, instrumentan o manipulan su legado histórico, desatienden sus peculiaridades lingüísticas y las someten a procesos de "normalización", erosionan la identidad de su habla al asumir dicciones extrañas. Sin embargo, las experiencias del pasado prueban que las identidades arraigadas (y la balear lo es), aunque sean sometidas a prácticas institucionales de "normalización, se conservan vivas, aunque sea en vivencias precaria y marginada y, en el decurso del tiempo, tras la ventolera institucional normalizadota, resurgen con brío.

Ramón Llull, ¿Empleó el término "català" en la acepción lingüística?

Ramón Llull, que hasta cumplidos los cuarenta (cuando las perspectivas medias de vida eran de alrededor de los treinta y pico de años) no salió de Mallorca, para peregrinar en 1263 al santuario jacobino de Santiago de Compostela, y al santuario mariano de Rocamador en el sur de Francia, elaboró sus obras entre el 1271 y el 1315, en lenguas que siempre, sin excepción conocida, denomina "llatí", "romanç" y "aràbig". Sin que la expresión "català" en cualquiera de sus acepciones, figure en ninguna de sus numerosas obras.
(Ver Miquel Colom, "Glossari General Lul.lià", Editorial Moll, 1982 - 1985; y del mismo autor "Primer petit suplement al Glossari General Lul.lia", en Estudios Lulianos XXX, 1990, p. 161 - 171; y "Segon petit suplement al Glossari", en Studia Luliana XXXI, 1991, p. 125 - 147).

A Ramón Llull, al que las gentes foráneas, es decir, los no mallorquines, identificaban como "Ramón LLull de Mallorques, o mèstre Ramón Llull de Mallorques", se pretende atribuirle la expresión: "Ego magíster Raymundus Lull cathalanus". Contenida en un presunto escrito autógrafo sin datar, dirigida al Dux de Venecia Pedro Gradonico; pero ni el autógrafo es de LLull ni lo inspiró LLull.

Comparto el sentir de Joseph Vidal Roca, el cual afirma: "El catalanismo de LLull es comparable al castellanismo del Cid, es decir, son productos de la historiografía romántica".

Ramón LLull, llevado por su concepto de la cristiandad como comunidad de fieles, entendía que la fragmentación de la cristiandad en diversas lenguas, a modo de torre de Babel, era fuente de desventuras y de disensiones conflictivas entre los cristianos. "Per la diversitat de llenguatges guerrejaren los uns ab los altres, per la qual guerra e llenguatges se desviaren en creençes e en sectes los uns contra los altres".

Ramón LLull, propugnaba tesoneramente el empleo del latín como lenguaje universal. Ramón LLull, aspiraba a que en la cristiandad, en toda la cristiandad y, a ser posible, en todo el mundo, no existiese más que un lenguaje, una creencia, una fe. Y que todos los lenguajes puedan tornarse en uno solamente, ya que sólo con un solo lenguaje (el llatí) las gentes se podrán entender los unos con los otros, y por el entendimiento se amarán.
En la "Exposició de motius" de la ley de Normalización Lingüística, ¿se menciona el reino de Mallorca?


La "Exposició" explica que las islas Baleares se incorporaron al área lingüística catalana "amb la conquista de Mallorca pel rei Jaime I(1229), Eivissa y Formentera per l'arquebisbe de Tarragona Guillem de Montgrí (1235) i Menoría pel rei Alfons el Liberal (1287)" pero no se menciona el reino de Mallorca.

Los elaboradores de la Ley de Normalización Lingüística, por lo que se deduce, en tendían que no venía a cuento mentar el reino de Mallorca fundado en 1230 por Jaime I y conformado desde su fundación por todas las islas del área balear. El Estatuto de Autonomía de las Islas Baleares, tampoco nombra al reino de Mallorca pese a que dicho reino, que era una comunidad interinsular, es la raíz inmediata y legítimo fundamento histórico de la actual Comunidad de las Islas Baleares.

D. Álvaro, ¿Cuándo está documentada la expresión "lengua catalana"?

Como "lengua catalana" no esta documentada, en el siglo XIII sino muy luego. Tal y como ha documentado Rubió i Lluch ("Documents per l'historia de la cultura catalana migeval", Institu d'Estudis Catalans, vol. I 1908, vol. II 1921). Hasta el 1325 no aparece en ningún documento la dicción "cathalanesch".Si hasta la fecha, que dista nada menos que 96 años desde la Conquista por Jaime I e Aragón, no aparece escrito en la Crónica de Ramón Muntaner: "...Siats certs qui en la dita ciutat de Murcia son vers cathalans e paren bell catalanesch del món". Muy mal pudo D. Jaime I y sus mesnadas hablar y por consiguiente traer a las Baleares una lengua que aún no existía en la fecha (1229). Y en materia lingüística, las lenguas en el siglo XI y no iban evolucionando con la celeridad que lo hacen hoy, en el siglo XXI.

Rubió i Lluch, al calificar el lenguaje empleado en su prestigioso repertorio de más de 400 documentos datados entre 1275 a 1409, él recurre al igual que Ramón Muntaner en su crónica, a la expresión "nostre bell cathalanesch".

Pero en los documentos de Jaime Ii de Aragón (1291 - 1327), se menciona solamente los términos "romanç" o "in romançio"; Pedro IV, en carta datada el 22 de febrero de 1351, manifiesta: "Nos havem mester la Biblia que es scrita en vulgar, la qual nos donam al infant en Jacme".
Rubió comenta: "Potser es en haches documents y en data bastant reculada, de 1382 a 1386, quant apareéis per primera vegada el nom propi y verament nacional de la nostra llengua".

"No es que cregui - aclara Rubió - que la font principal del humanismo català sigui la Provença... però nos pot olvidar que Avinyó en aquella època -darreries del XIV-, fou un centre al qual confluí y del qual s'espandí per les nacions llatines el moviment de la cultura humanística".
Por ello es procedente considerar, sin reparos ni perjuicios, la relevancia categórica del provenzal en relación a los romances de los territorios de la Corona de Aragón, de la lengua y de la literatura provenzal, por lo menos desde fines del siglo XII a fines del siglo XIV.

La dicción "Mallorquí", referida al habla propia de Mallorca, ¿Está documentada?

En los siglos XIV y XVI en la lengua escrita, en los documentos del Reino de Mallorca, se empleaba normalmente, lo mismo que en otros territorios de hablas derivadas del latín, las expresiones "vulgariter", "romancio" o "romans de Mallorca", para designar la lengua propia de Mallorca, con afinidades y también con peculiaridades fonéticas y lingüísticas progresivamente distintas de las otras hablas derivadas del latín.
En 1341, a un siglo vista de la conquista cristiana del reino de Mallorca, en el curso de una investigación judicial sobre el robo de una colcha perpetrado un año antes, Geralda, dueña de la colcha, al interrogarla el juez (como ha documentado Gabriel Llompart): "¿Qué idiomote loquebatur?(qué idioma hablaba ); contestando Gerardo que en rosellonés ("dixit quod rossillionenssem"), por lo que el magistrado que llevaba la investigación, dedujo que el ladrón no podía ser un tal Guiem Revull, que es de Mallorca o habita en Mallorca, porque habla a la manera mallorquina ("Guillermus Revull est de Maioricis vel moratur in Maioricis et loquetur ad modum maioricencem").

Como se desprende de lo que se atestigua en la indagatoria judicial, las gentes de Mallorca sabían y eran conscientes ya en 1340, de que su habla a la manera mallorquina, les identificaba como mallorquines, como naturales o habitantes de Mallorca, por la misma razón que la señora Geralda identificaba por hablar en rosellonés al incógnito sospechoso, como del rosellón. Y por lo mismo, que los marineros de una embarcación mallorquina apresada en 1343, en aguas del litoral murciano por una galera armada genovesa; que según se manifiesta en el atestado abierto ante el gobernador de Mallorca, Arnau de Erill, comprendieron perfectamente las infurias que los corsarios genoveses decían en su "vulgar genovés" (in suo vulgari ianuensi), contra D. Pedro IV de Aragón, así como los improperios vertidos contra los marinos mallorquines, diciéndoles: "Voi traditores di Maiorca, avetz levada la terra a rey En Jacme e lavetz dada a rey d'Aragón".
(Vosotros,traidores de Mallorca, que habeis quitado la tierra al rey don Jaime y la habéis entregado al rey de Aragón).

Es posible, a tenor de lo que me consta, que el primero en emplear en lengua escrita el término "mallorquí", fuera micer Ferrando Valentí que tradujo, pienso que con toda probabilidad en el segundo cuarto del siglo XV, las "Paradoxes" de Marco Tulio Cicerón. "Yo, Ferrando Valentí - explica en el prólogo- inerudit e dexebble de dexebbles, e posada e transferida aquesta petita obreta de Tulli, gran en sentencia, del latí al vulgar materno e mallorquí, segons la ciutat on so nat, criat e nodrit".
De lo que se declara Valentí, se deduce que en la primera mitad del siglo XV, como antes en el siglo XIV, los mallorquines, incluídos los mallorquines cultos y eruditos como Valentí, denominaban, con propiedad y como es de razón, mallorquín a su lengua, tanto la hablada como la escrita.

Ferrando Valentí, jurista de prestigio -en 1447 fue uno de los dieciocho juristas insaculados como hábiles para ejercer la función de abogado del Consell General de Mallorca-, enraizado en la mallorquinidad, que contemplaba a Ramón LLull, "que havolgut tantes e tals coses en lengua materna de Malorcha tractar e deduir", era un renacentista, enamorado de la cultura clásica.

La expresión "en mallorquín" o "en lengua mallorquina", ¿También está documentada en la modernidad y en la contemporaneidad?

En la modernidad y en la contemporaneidad incluido, de momento, nuestro presente, tanto en el lenguaje coloquial como en el lenguaje escrito, la dicción "en mallorquí" o "en lengua mallorquina", se ha utilizado siempre en el pasado y sigue utilizándose todavía en el presente.
El Doctor Juan Binimèlis, que entre 1591 y 1593 escribió la primera "Historia de Mallorca y de otras islas a ella adyacentes" en su codicillo testamentario se refiere a "nòstra llengo mallorquina" y emplea la expresión en mallorquín.

"Leix una historia del present regne de Mallorca la cual esta escrita duplicada de m amia, una en lengua castellana y lastra en nostra lengua mallorquina...Leix la dita historia axí la scrita en castella com en mallorquí, al col.legi de preveres de la compañya de Jesús".
En la introducción a su historia, lamenta Binimèlis que: "nadie de nuestro solar o patria haya emprendido hasta el día de hoy encomendar a la inmortalidad algo de lo mucho que se podría decir...de las cosas...de nuestras islas Baleares, dignas por su grandeza y excelencia, de eterna memoria".

Binimèlis exalta aquí la obligación de los mallorquines, menorquines e ibicencos de "amar, servir y honrar a nuestra patria...que no solamente nuestros bienes, honras y comodidades pero aún la misma vida, ofreciéndose la ocasión de ello, la hemos de exponer a los peligros de la muerte, cuando así lo pidieran las cosas de nuestra patria".
Corrían otros tiempos comprometidos en época de Binimèlis, aunque en ciertos aspectos parecidos a los presentes, y Juan Binimèlis se sentía patriota mallorquín, no patriota catalán.

Las expresiones "en mallorquín", "lengua mallorquina" e "idioma mallorquín", se han empleado en el decurso de los siglos.
La "Doctrina cristiana a manera de diálogo entre "mestre" y el "dexebble" de Diego García, editada en 1715, año significativo por ser el de la diligencia del Real Decreto de la Nueva Planta de Gobierno de 10 de noviembre de dicho año, estimado (por el actual régimen catalanista balear) como réquiem de la lengua y de la cultura mallorquina (?), cuando precisamente no se cuestionaba en absoluto la existencia de la lengua y cultura mallorquina, se reeditó en mallorquín por lo menos en 1758, 1839, 1846 y 1857. Don Juan José Amengual publicó la primera gramática mallorquina y el primer diccionario Mallorquín- Castellano - Latín en 1385, y en 1872 la segunda edición de ambos, revisada y aumentada. Don Tomás Aguiló en sus "Poesías fantàstiques en Mallorquí" en 1857. Los profesores D. Damián Boatella y D. Matías Bosch, en 1889 publicaron el diccionario temático Mallorquín - Castellano, obra premiada en la Exposición Universal de Barcelona. D. Juan Vidal Vaquer publica en 1904 con licencia eclesiástica, lecciones para niños y niñas de las escuelas elementales, con vocabulario Mallorquín- Castellano. Moceen Toni Mª Alcocer en 1898 publica los tomos de las "Rondayas Mallorquines". D. Idelfonso Rullán, de Felanitx, en 1906, publica la traducción del Quijote al Mallorquín. D. Miguel Porcel y Riera publica su obra didáctica "Grado medio", el cual fue aprobado por el Consejo Nacional de Educación, en el que se incluye un vocabulario temático Mallorquín - Español en 1947.

La denominación "mallorquí" aplicada al habla de los mallorquines, ¿Es actualmente apropiada?

Con licencia del magisterio de la entusiasta y celosa cohorte de normalizadores lingüísticos es incuestionable - aunque los "slogans" normalizadores la pongan en berlina-, la propiedad y la legitimidad de llamar "mallorquí" al habla denominada desde siglos mallorquí, peculiarizada por expresiones propias del mallorquín y extrañas al catalán.
La reflexión referida al mallorquín es extensible al menorquín y al ibicenco, denominaciones apropiadas, de empleo legítimo y necesario sobre todo ahora, avaladas dichas denominaciones por una ejecutoria secular, hablas vivas que existen, aunque no se las mencione, como por espeto a su secular y actual vigencia era conforme a razón mencionarlas, en el antológico artículo 3 del Estatuto de Autonomía de las Islas Baleares de 1983 ("La lengua catalana, propia de las islas Baleares, tendrá, junto con la castellana, el carácter de idioma oficial y todos tienen el derecho de conocerla y de utilizarla"); ni se las menciona, como procedía mencionarlas, en la Ley de Normalización Lingüística de las Islas Baleares de 1986, pues si bien en el no menos antológico capítulo 5 se establece genéricamente que "las modalidades insulares de la lengua catalana serán objeto de estudio y protección", se matiza de inmediato "sin perjuicio de la unidad del idioma", lo que otorga carta blanca a los normalizadores para eliminar modalidades insulares diferenciales, apelando a la "unidad del idioma", so capa de salvaguardar la "unidad del idioma".
Llevados por el fervor que inspira la normalización catalanizadora se moteja, con ánimo anatomizador, de "anticatalanistas", (dicho como manido y repetitivo sambenito inquisitorial descalificador),a los que se sienten mallorquines, menorquines, ibizencos y formenterenses, y no catalanes; y desean continuar siéndolo en el marco de la comunidad de las Islas Baleares, de la nación española y de la España de las Autonomias, y sin perjuicio del respeto, consideración y afecto que siempre han merecido y merecen Cataluña y los catalanes, se manifiestan disconformes con la teoria y las practicas de normalización lingüística catalanizadora, por entender que condicionan y connotan la identidad que sienten, y que no ha sido en el pasado ni es en la actualidad, la catalana.
Cuando existe una red de normalizadores, de catalanizadores culturales, numerosa y bien remunerada, adoctrinada, disciplinada y eficiente, institucionalizada en todas las áreas comunitarias, alguien de resonante patriarcal magisterio, inducido por impaciente e insaciable afán proselitista catalanizador, ha afirmado muy recientemente (Noviembre 1992), que: "La normalización lingüística aprobada por unanimidad se ha incumplido con la misa unanimidad", que "no se emplean ni desarrollan las potencialidades de la normativa", que "se ha perdido el tiempo" y que el catalán (pues por lo visto el mallorquín, el menorquín o el ibicenco no existen en estas islas Baleares, ni han existido) "ha retrocedido en un territorio básico: la calle". Pienso que, en ambiente de pasividad social generalizada, vivimos la paradoja de que los llamados a preservar la identidad de la Comunidad de las Islas Baleares, que nunca ha sido identidad uniforme sino identidad interinsular plural, instrumentan normativas, promueven entidades y financian con prodigalidad múltiples iniciativas encaminadas a la catalanización cultural, premisa de las catalanizaciones socioeconómica y política de la Comunidad de las Islas Baleares.

Instalados los rectores de ciertas, de numerosas, entidades culturales mantenidas o generosamente subvencionadas con dineros públicos, en la cresta de la ola, en la militancia operativa pan catalanista; proclives, las prelaturas diocesanas y los Priores de determinadas comunidades religiosas emblemáticas, como es sabido, alguno al integrismo y otros a la consonancia filo catalanista; regidas las organizaciones patronales, profesionales, sindicales y agrarias, no todas de momento, pero en buena parte, por dirigentes de similares querencias, y manipulados y subvencionados los principales movimientos asociativos, no es descartable la eventualidad, dada la dinámica incentivada por los mandatarios políticos, de que se asista, a medio o a corto plazo, a la conversión, como realidad histórica fáctica, sólo de hecho en una primera fase evolutiva, de la Comunidad de las Islas Baleares en sucursal apendicular de Cataluña.
Transformar las Islas Baleares en Plataforma mediterrádena de Cataluña es el objetivo final que se proponen, con notorio apremio y tesón los protagonistas de la normalización lingüística catalanizadota que, al socaire de vientos frescos institucionales, navega viento en popa. ¿Mudarán los vientos?. El futuro no está escrito, pero no hay ningún indicio, ninguno de mudanza; los indicadores apuntan la persistencia continuada y la progresiva profundización del proceso catalanizador, y el mantenimiento de la apatía social frente a dicho proceso, bien financiado, de día en día más y mejor financiado, con promotores situados en puestos estratégicos de influencia sociocultural y secuaces fervientes y aguerridos.
Son tiempos de euforia para el proceso catalanizador de la Comunidad de las Islas Baleares, a la espera de tiempos óptimos, de tiempos de plenitud.

D. Álvaro, en referencia la tan cacareada supuesta repoblación de Baleares por Catalanes, ¿Qué puede decirnos?, La Corona de Aragón, ¿Podía generar tantos inmigrantes?

Esta es la cuestión. Que en los territorios de la Corona de Aragón habría unos 600.000 habitantes, según cálculos conjetúrales máximos, probablemente muy desmesurados. Aparte, que por aquel entonces, en el siglo XII, se promulgaron cartas de repoblación para atraer nuevos pobladores, precisamente hacia los condados catalanes, muy poco poblados en la comarca del Bergadá, en los condados del Rossellón y de Cerdaña, en los territorios de Conflent y Vallespir, los del Condado de Auxona, las comarcas del litoral gerundense, los condados de Besalú y de Ampurias. E incluso el propio Condado de Barcelona, donde en 1252, se otorgó Carta de población de Granollers para atraer a más pobladores, y en 1263 otra carta para poblar la nueva huerta de Tarrasa, y en 1272 otra para aumentar en lo posible la población de la Villa de Cardedeu.

Sin embargo, D. Álvaro, obra el sentir en la intelectualidad mallorquina, que tras la conquista cristiana, fueron catalanes los que poblaron "les Illes", oyéndose voces actuales que comentan "tots som catalans, fills de la nostra mare Catalunya". ¿Es asumible tal consideración?

La expresión sobre la filiación catalana de los mallorquines, menorquines, ibicencos y formenterenses, mencionada, parece adecuada a un "slogan" de normalización lingüística, y afirmación acerca de los componentes demográficos del reino de Mallorca tras la conquista cristiana, sólo es asumible, coherente, consecuente y natural, desde convicciones, sentimientos y compromisos pan catalanistas, que, alentados por la campaña catalanizadota de la Comunidad de las Islas Baleares, ganan día a día terreno y encuentran creciente audiencia. Pero no es asumible la consideración sobre dichos componentes, referida al pasado documentado, que, como se ha indicado y se reiterará a su tiempo, fue más complejo y más variopinto; tampoco es asumible referida al futuro que se forja bajo un signo cultural catalanizador.
La afirmación "som catalans" o "tots som catalans", se apoya más en sentimientos respetables que en objetividades.

miércoles, 24 de julio de 2013

La mentira del 'Espanya ens roba': Cataluña recibe 235 euros por habitante más que Madrid

Informe de Convivencia Cívica Catalana.

La mentira del 'Espanya ens roba': Cataluña recibe 235 euros por habitante más que Madrid

La comunidad catalana obtiene más recursos tanto si se mide por población, por PIB o por recaudación

LVL
miércoles, 24 de julio de 2013, 11:26

Madrid.- Hace escasos días, el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas presentó la liquidación definitiva del sistema de financiación autonómica correspondiente al ejercicio 2011. Los resultados vienen a desmontar el manido y victimista “Espanya ens roba” (“España nos roba”) de los nacionalistas porque sitúan a Cataluña como la comunidad autónoma que recibe más recursos del modelo de financiación, con 19.076 millones de euros. Le siguen Andalucía con 18.653 millones, la Comunidad de Madrid, con 14.894 millones y la Comunidad Valenciana, con 11.093 millones.
Sin embargo, de estas cuatro comunidades, Cataluña, con 2.530 euros por habitante, es la que recibe recursos en proporción superior a su población. En la situación contraria, se encuentran Andalucía (2.214 euros por habitante), Madrid (2.295) y la Comunidad Valenciana (2.168), donde los recursos recibidos del sistema de financiación autonómica son inferiores a su ratio de población, según un exhaustivo informe de Convivencia Cívica Catalana.
En términos per cápita, ocho comunidades autónomas reciben recursos por habitante superiores a la media (Cantabria, La Rioja, Aragón, Castilla y León, Asturias, Galicia, Extremadura y Cataluña) mientras que otras siete (Baleares, Castilla La Mancha, Madrid, Andalucía, Comunidad Valenciana, Murcia y Canarias) se sitúan por debajo de ella.

Los resultados del vigente sistema de financiación autonómica, negociado en 2009 por el gobierno central con el tripartito catalán, demuestran un sesgo positivo del modelo hacia Cataluña en perjuicio de otras autonomías como Madrid y la Comunidad Valenciana.
Quizás podría pensarse que lo que hay que comparar son los recursos en función del PIB, pero la comparación entre los recursos aportados por el sistema a Cataluña y Madrid permite constatar desigualdades significativas. Y es que Madrid obtiene del sistema de financiación autonómica el equivalente al 7,83% del PIB regional. Por su parte, Cataluña saca un 9,59%.
EL MITO DEL MODELO ALEMÁN DE LA ORDINALIDAD
El informe aborda también una de las cuestiones más debatidas sobre el sistema de financiación autonómica: la exigencia por parte de los partidos nacionalistas catalanes de la denominada ordinalidad, es decir, el mantenimiento de la misma posición relativa entre las autonomías antes y después de la aplicación del modelo de financiación, supuestamente siguiendo el modelo alemán.
Es decir, que las autonomías con más capacidad fiscal por habitante sean también las que más recursos reciban por habitante. Por una parte, el mantenimiento de la denominada ordinalidad chocaría, al menos en buena medida, contra la esencia de un sistema redistributivo. Y, por otra parte, el informe pone de relieve que la ordinalidad alemana, puesta como ejemplo a seguir, es, de hecho, una ordinalidad ficticia e irreal.
Ello es debido, entre otros factores, a que las normas del sistema de financiación alemán no se basan en el número real de habitantes de cada región sino en un número “ponderado” o “ficticio” de habitantes, en algunos casos notablemente diferente del real y que influye significativamente en los resultados del modelo.
En concreto, en un número importante de regiones receptoras de recursos (regiones de la antigua RDA) el número de “habitantes ficticios” es notablemente superior al de habitantes reales. Así se consigue que los recursos que reciben esas regiones divididos entre ese número agrandado de habitantes quedan por debajo de la media por habitante de las regiones donantes como Baviera o Hesse.
De hecho, en términos reales el sistema de financiación alemán no mantiene en absoluto la ordinalidad de sus regiones. A título de ejemplo, el rico land de Baviera pasa de la posición 2 en capacidad fiscal inicial a la 10 en recursos recibidos y Hesse baja de la 3 a la 15.
Cabe concluir, en consecuencia, que la ordinalidad alemana tiene más de mito y ficción estadística que de realidad.

 http://www.lavozlibre.com/noticias/ampliar/788381/la-mentira-del-espanya-ens-roba-cataluna-recibe-235-euros-por-habitante-mas-que-madrid

sábado, 20 de julio de 2013

REGNE DE MALLORQUES (Illes Balears)

REINO DE MALLORCA (Islas Baleares)
.
REGNE DE MALLORQUES (Illes Balears)


Coronación de Jaime II de Mallorca. Miniatura del Códice de Privilegios. Archivo del Reino de Mallorca.
.
    El Regne o Reine de Mallorca o de Mallorques ( Balearicus Regnum, Illes Balears) comprende en su periodo cristiano medieval independiente los reinados de Jaume I, Jaume II, Sanç o Sanxo, Jaume III, Jaume IV e Isabel de Mallorca.
    Sobre el solar del Reino islámico árabe (Islas Orientales de Al-Andalus), almorávide (cuya cumbre se encuentra en Muhammad Ben Ganiya I, Ishak Ben Ganiya, Muhammad Ben Ganiya II, Alí Ben Ganiya Al Mayurki y Abdal.lah Ben Ganiya) y almohade (cuyo último walí independiente fue Abu Yahya), después de la conquista aragonesa de Medina Mayurka (31 de diciembre de 1229), Jaime I el Conquistador (el Rei En Jaume I), con su "Carta de Franquesa" (1230), constituyó el Reino cristiano  de Mallorca, que, a su muerte (1276) y según su testamento, además del dominio insular de las Baleares (actual Comunitat Autònoma de les Illes Balears: Mallorca, Menorca, Ibiza o Eivissa, Formentera, Cabrera e islas menores), incluyó el Rosselló, el Vallespir, el Conflent, Carlades, Omelades y la Ciudad y Baronía de Montpeller o Montpellier, en en sur de Francia.
    El esquema genealógico de los Reyes o Reis privativos de Mallorques de la dinastía de Aragó, que abarca un periodo que va desde la conquista (1229) hasta la muerte de Isabel, Regina Majoricarum (1404), es el siguiente:

REYES INDEPENDIENTES:
    -Jaume I el Conqueridor (1213-1276), desde la reconquista en 1229 hasta su muerte.
    (Pedro de Portugal, hijo de Sancho I de Portugal, como Señor de Mallorca, infeudado al rey de Aragón, desde 1231 hasta 1244. En un documento de este periodo,1232, figura ya la expresión Maioricarum Patriam).
     -Jaime II el Prudent  (1243-1311), hijo de Jaime I el Conquistador y de su esposa Violante de Hungría. Es la figura básica de la dinastía, el consolidador de la Corona Mallorquina, concebida como una comunidad de territorios autónomos. Fundó las villas de Algaida, Binissalem, Campos, Felanitx, Llucmajor, Manacor, Porreres, Sa Pobla, Santanyí, Selva i Sineu. Protector de las Artes (continuó las obras de La Seu, renovó los Palacios Reales de la Almudaina y de Perpinyà, construyó el Castillo de Bellver, inició la construcción de los conventos e iglesias de San Francisco y de Santo Domingo, del Palacio Real de Valldemossa y de las murallas de Ciutadella, continuó las de Maó. etc.) y de las Letras (Ramon Llull y el Colegio de Miramar, institucionalización de la Universidad de Montpeller o Montpellier, que fue la Universidad del Reino de Mallorca, etc). Es conocido como el Bon Rei En Jaume II, el Buen Rey Jaime II.
    -Sanç o Sanxo el Pacífic (+1325), hijo de Jaime II de Mallorcas y de su esposa Esclaramunda de Foix, heredero del Reino por renuncia de su hermano mayor el Infant Jaume, que profesó como religioso franciscano. Sancho casó con María de Anjou, sin hijos. Continuó las obras de consolidación del Reino y las arquitectónicas iniciadas por su padre y puso la primera piedra de la iglesia de Sant Joan el Nou de Perpiñán. A él se debe la creación de la bandera del Reino de Mallorcas. Su reinado es un periodo de tranquilidad y de progreso.
    -Jaume III (1315-1349), hijo de Ferran de Mallorca (+1316), hermano del Rei Sanxo, y de su esposa Isabel de Sabran, Princesa de Acaia (Grecia). Durante su minoría de edad, de 1325 hasta 1328,  fue Regente del Reino su tío el sabio y austero Infant Ferrando, hermano de su padre e hijo de Jaime II. Ante a los acontecimientos adversos que le afectaron y que él, fiel a su Reino y a su destino, "afrontó con valor y dignidad" (la expresión es del historiador Álvaro Santamaría), se le atribuye la frase "Nungú em podrà treure l'esperança" ("Nadie podrá quitarme la esperanza"). La muerte de Jaime III, vilmente asesinado en la Batalla de Llucmajor (25 de octubre de1349), se considera como el trágico fin de la independencia del Reine de Mallorca.

REYES DE MALLORCA EN EL EXILIO:
    -Jaume IV (+1375), hijo de Jaime III y de su esposa Constanza de Aragón. Prisionero del usurpador Pedro IV del Punyalet, una vez liberado llevó una vida errante e intentó infructuosamente la recuperación del Reino, llegando en su última incursión hasta Sant Cugat del Vallés, a las puertas de Barcelona. Casó con Juana I de Nápoles, sin hijos. Nombró heredera a su hermana Isabel.  Murió en tierras de Soria, según la tradición envenenado por emisarios de Pedro IV.
   -Isabel (+1404), hermana de Jaime IV. Con el título de Regina Majoricarum, Reina de Mallorcas, y sin perder las esperanzas de recuperar el Reino, residió durante su exilio en el Castillo de Gallargues, Señorío de Pezenas, que le cedió Carlos VI de Francia en compensación por el precio de la venta de Montpellier que Jaime III había acordado con el rey de Francia Felipe VI sin haber recibido el pago convenido. Casó con Juan Paleólogo, Marqués de Montferrato, y después con el caballero alemán Conrad von Reichach, con el que tuvo un hijo llamado Miguel. Murió en 1404. Gabriel Alomar Esteve, en su “Historia de las Baleares” sitúa sus últimos años “en el convento de Santa Catalina du Val des Écoliers de París, donde acabó sus días”. Con su muerte termina la dinastía privativa de los Reyes de Mallorcas, así como la esperanza del Reino de Mallorcas de recuperar “su independencia absoluta y perpetua”, que había decretado en su testamento Jaime I el Conquistador.

Mapa de los Estados que integraban la Corona de Mallorca, de la "Historia de las Baleares" de Gabriel Alomar Esteve, Ediciones Cort, Palma de Mallorca, 1979., págs. 130 y 131.

PANTEONES REALES, INTEGRACIÓN EN LA CORONA DE ARAGÓN Y EN ESPAÑA:
     Los restos de Jaime I descansan en el Monasterio de Poblet, los de Jaime II y Jaime III en el Panteón Real de la Catedral de Palma de Mallorca, capital del Reino, y los de Sancho en la Iglesia de Sant Joan el Vell de Perpignan. Los de Jaime IV fueron enterrados en un convento de franciscanos de Soria (desparecido en un terremoto) y los de Isabel en el Convento de Santa Catalina du Val des Écoliers (también desaparecido) de París, donde ella pasó sus últimos años y acabó sus días.
    En este esquema no hemos incluido los usurpadores Reyes de Aragón y Condes de Barcelona (Pedro III, Alfonso III y Pedro IV) que acosaron continuamente a los reyes mallorquines independientes y que en distintos momentos reinaron de hecho, pero nunca de derecho en el pequeño reino insular.
    Perdida su independencia, extinguida la monarquía privativa e integrado en la Corona de Aragón y, después de la unificación realizada por Isabel de Castilla y Fernando de Aragón, los Reyes Católicos, en la Corona de España; el Reino de Mallorca, abarcando ya solamente las tierras del Archipiélago Balear y regido por el Gran i General Consell, continuó con su estructura propia hasta que, después de la guerra de sucesión y transcurridos dos años de la conquista por Felipe V de Borbón, éste aplicó a las Islas Baleares el Real Decreto de Nueva Planta (1715), por Real Determinación de 22 de julio de 1718, que suprimió el Reino de Mallorca, disolvió el Gran i General Consell y abolió las franquezas y privilegios de los que se gozaba.

RECUERDO VIVO DEL REINO DE MALLORCA:
    Si bien es verdadera la afirmación de Bartomeu Font Obrador, de la Real Academia de la Historia, en su artículo "Als 650 anys de la batalla de Llucmajor" ("Última Hora", 1999), que, ante hechos que no les gustan, "hay políticos y también cronistas áulicos e historiadores de cámara que pretenden conseguir cosas imposibles, como por ejemplo, que no existan los sucesos que sucedieron", como dice el historiador Antoni Pons el Reino de Mallorca "revivirá siempre amoroso en el corazón de todos los mallorquines conscientes" ("Els Reis de la Casa de Mallorca"). Por su parte Roman Pinya Homs recalca en su estudio del mismo título que "Sería una ruindad recordarlos (a los Reyes de Mallorca) con indiferencia. Nos dieron ejemplo de una cosa muy importante: su amor a Mallorca".
   Álvaro Santamaría, en su documentado tratado "Ejecutoria del Reino de Mallorca", después de reconocer "el pragmatismo como constante histórica" de los isleños frente a las mudanzas y cambios políticos, entre otras conclusiones dice: "Considero que racional y objetivamente es el caso de reconocer la abnegación de las generaciones de cristianos, judíos y musulmanes, de excautivos cristianizados y de cautivos que, con su apego a la tierra, a la patria, expresión -Majoricarum patriam- documentada en Mallorca ya en 1232, y arrimando el hombro, contribuyeron desde el anonimato a materializar las notables realizaciones documentadas bajo la Dinastía de Mallorca". 
  En una bella poesía de su libro "El retorn", la poetisa de la "Escola Mallorquina" Maria Antònia Salvà exclama:
.
                                                      "Jaume terç, valent i noble,
                                                      sempre august en la dissort,
                                                      regna encar damunt ton poble
                                                      per l'amor qui venç la mort."
    Y el poeta actual Llorenç Vidal, en uno de sus haikais, "Recordança del 25 d'octubre" ("Petits poemes"):
                                                       "Dies d'octubre
                                                       al "Camp de sa Batalla".
                                                       Pedres. Tristesa."
    En su obra "Compendio de la Historia de las Baleares", José Rosselló y Bestard, declarada de texto en las escuelas por Real Orden de 4 de abril de 1887, dice:
    "Puede decirse que la Divina Providencia al hacerlas brotar del fondo del mar, se propuso hacer de ellas un pueblo independiente, ni inquietador ni por los otros inquietado". 
    La historia, la tradición popular, el arte, la literatura y la poesía nos evocan con belleza y con nostalgia el recuerdo y el esplendor del antiguo Reialme mallorquí i balear, una de las épocas fundamentales de nuestra historia insular.

Sa farsa de s'unitat lingüística(http://regnedemallorca.blogspot.com.es/2011/10/sa-farsa-de-sunitat-linguistica.html

  Creo que merece la pena recuperar algunos artículos que con el tiempo van quedando atras,pero que siguen MUY vivos a la hora de argumentar la defensa de lo Nostro. Un gran artículo por parte del autor, un trabajo arduo y extenso. En el título les adjunto la direcció del blog, para que puedan seguir deleitánodese de la labor intensa de esta persona.

 

 

 

Sa farsa de s'unitat lingüística

Exemple de comentaris a "Baleares Liberal"
Escric aquest article d'opinió perquè començ a estar ja cansadet de genteta catalanista que mos critica de forma poc constructiva quand noltros, es gonellistes de bon de veres, demanam s'aplicació de ses, mal anomenades, "modalitats", ès a dir, lo que aquí sempre hem conegut com Mallorquí, Menorquí i Eivissenc.
I dic cansat, perquè sempre tenen es mateix argument: si a Espanya s'ensenya es castellà standard i no una de ses seves varietats, per exemple, s'andalús (sempre posen s'andalús, sempre, serà que li tenen mania), a Balears no ensenyarem sa varietat balear des català, sinó que, ensenyarem es standard de s'IEC. Argument fàcilment desmontable.
Així com es castellà se va anar adaptant ràpidament i de forma còmoda a totes ses regions d'Espanya, així com sa RAE ès ràpida, oberta i eficaç a s'hora d'adaptar-se a canvis lingüístics, s'IEC ès tot lo contrari: poc eficaç, poc obert i centralista quand pren decisions. I cada pic en què mos donen una alegria, encara ho hem d'agrair de tot cor, com quand, "recentment", normalitzaren es mot "idò!", que duia emprant-se des d'uns quants cents d'anys. Ridícul.

Apart, es castellà, en sa seva "standarització" no va patir (no que en sapiguem) ses mateixes polèmiques que es català quand a principis des Segle XX va començar sa seva, per dir-ho així, standarització. En un principi, s'idea bàsica era que representants de Catalunya, València i Balears posassen en comú i fessen sacrificis comuns per tal de fer una llengo a on un català, un valencià o un "baleàric" se trobassen còmodos i, al mateix temps, representats per una llengo comuna. Idò aquí ja va venir es primer, i bàsic, problema.
S'unitat (uniformitat) de sa llengo ja vé amb un defecte bàsic, amb un defecte principal, un defecte primari: en Mn. Alcover, "representant" de ses Balears, va tornar de Barcelona enganat i frustrat pes centralisme lingüístic d'en Fabra i es barcelonins. En Fabra i es barcelonins decidiren que es dialecte "base" per crear sa llengo comuna havia d'esser es barceloní, desjectant totes ses altres opcions, desjectant ets altres dialectes. Per tant, una llengo "mare", es català, ja va sortir amb aquest defecte: un dialecte triat per aquells que varen pagar més (literalment) seria sa base damunt sa qual crear sa llengo comuna. Davant aquesta imposició, el noble Mn. Alcover va protestar amb una sèrie de cartes on desvetllava lo que havia passat de bon de veres: traïcions, actuacions a sa seva esquena, reunions sense convocar-lo a ell (president de sa secció filològica de s'IEC) i una "dictadura" fabriana insoportable. Va esser quand n'Alcover, va fugir de Barcelona (amb sa seva calaixera) i va tornar a mallorca a seguir amb sa feina des Diccionari CVB, seguint, com en Borja Moll anys més tard va reconèixer, un sistema ortogràfic distint a aquell que seguia s'IEC a Catalunya.


Va esser en Borja Moll, no sabrem mai per quina raó, qui va decidir tornar an es redil de s'IEC i quand se va acabar ja qualsevol forma de parlar baleàric dins es Diccionari CVB i a sa Gramàtica Catalana. Per demostrar-ho, s'ortografia de 1931 ès ben distinta a sa de 1963, i ben distinta, on a una en Borja Moll deia unes coses i a s'altra unes de ben diferentes.


Carta d'en P. D'A. Penya on ho deixa ben clar
Es triatge de quin havia d'esser es dialecte "base" per fer una llengo comuna ja estava viciat de principi: es barcelonins tenien clar que havia d'esser es seu fort i no et mogues; a més, eren es que financiaven ses obres, tant es diccionari com sa gramàtica, i aquí decidiren ells. No hauria estat tan difícil triar-ne un. Es propi Pere d'Alcàntara Penya ho tenia clar quand s'oposà a que es mallorquí fora considerat un dialecte des català continental, en dir que es mallorquí "és qui s'assembla més á sa mòrta mare, y el que més fesomía conserva de la pura rassa dels seus antepassats. Dins el mallorquí literari pur no hey trobareu arcaismes ni paraules que tengan saba francesa ó castellana com moltes dels séus germans. (...) dins Mallorca hem de cercar les ruines d'aquell lenguatje tan bell, florit y rich." O també quand, en enviar-li una carta a Frederic Mistral, per demanar-li autorització per traduir un poema, li va dir "si mon nom vos será conegud com un dels trovadors que componen cansons en la llengo mallorquina germana tant ó més llegítima que la catalana de de vostre llengo provençala", per si no quedava clar.
Sa llengo mallorquina, llegítima.
Per tant, ja d'aquestes paraules, de tot un senyor considerat es millor dramaturg mallorquí de La Renaixença. Renaixença catalana, òbviament, perquè a Mallorca no en necessitàrem cap de renaixença. En Pere d'A. Penya ja tenia clar que es dialecte, idioma, parlar, que més s'adequava per formar una llengo comuna, era es de Mallorca (i Balears). No només en Pere d'A. Penya tenia clar quina havia d'esser sa llengo base/literària, per esser més pura i manco "contaminada". 

Mn. Alcover també ho tenia clar. Si no més, sí que tenia clar que es dialecte barceloní no en tenia cap de categoria literària per damunt dets altres dialectes.
Mn. Alcover declara sa guerra an es centralisme barceloní
Altra carta de N'Alcover contra es centralisme barceloní
En Mn. Alcover, en afirmar, a una de ses moltes cartes que va enviar a en Fabra, que quina categoria tenia es català barceloní per damunt des català balear, o si a s'Institut de la Llengua Catalana se li havia de dir Institut de la Llengua Barcelonina, o quand declarà sa guerra an es centralisme lingüístic barceloní, o quand denuncià sa bàrbara teoria de que es català de Barcelona era ès més normal i literari, o quand calificà de "putrefacte" es dialecte barceloní, etc. Tot fins arribar a una enemistat declarada amb en Pompeu Fabra i es barcelonins. Tot això, li va fer seguir un sistema ortogràfic diferent an es seguit per s'IEC.










Clara i llampant, acte nul de ple dret
S'acte on se va decidir sa gramàtica i un sistema ortogràfic, i un complement de ses normes ortogràfiques, hauria d'haver-se declarat nul de dret pes simple fet de que es president de sa secció corresponent, Mn. Alcover, no fou convocat en forma ni temps reglamentaris. Per tant, aquella sessió, ès nula. I ho reconeix Mn. Alcover a una altra carta posterior. A aquesta carta, explica Mn. Alcover ses bregues entre es distints fronts que hi havia a sa secció filològica, entre en Fabra i es seus centralistes, i ets altres, on en Fabra volia fotre fora de s'IEC a aquells que no seguissen ses normes de s'IEC, normes encara no discutides ni aprovades pes propi IEC!! O sia, en Fabra ho va cuinar tot solet i tothom hagué de dir "amèn!" i acceptar sí o sí.
Contra això Mn. Alcover protestà ben fort.






Fa uns 20 anys, en es diari "Las Povincias", concretament l'any 1992, ja va dir el Pare Miquel Batllori (no enumeraré tots es seus títols, que en són molts) que sa llengo que s'estava imposant a València i Balears era s'infame i infecte dialecte barceloní, i que mai en aquestes regions (València i Balears), s'acceptaria que un dialecte tan infecte s'imposi com llengo nacional. No ès necessari fer-ne cap comentari més. S'imatge ho deixa ben clar i llampant. Seria en Pare Batllori un gonellista sense sebre-ho? (i que consti que dic això en tò humorístic abans que es catalanistes se tirin a sobre meu)









D'aquests fets podem extreure que s'unitat (uniformitat) de sa llengo ès una farsa, una autèntica farsa, que hauria d'esser nula de dret i que sa formació de sa llengo actual standard, imposada a ses escoles, va estar rodetjada de tota una polèmica que dura fins avui en dia. Des de Mn. Alcover, passant p'en Pep Gonella (Lluís Ripoll?) i sa polèmica editada p'en Borja Moll, en Llorenç Villalonga quand digué que sa nostra identitat perilla enfront des català i no des castellà o s'anglès, el Pare Batllori des des continent, i tots es gonellistes moderns, de cada dia més joves i més formats, que encara mantenim viva sa flama de rebel·lió contra es barcelonisme lingüístic. 
No podem acceptar aquest standard barceloní, aquest centralisme lingüístic, aquest sacrifici que es baleàrics hem hagut de fer per crear-se una llengo que mos ès impròpia i estranya i que no mos respecta gens.
No ho volem.

jueves, 11 de julio de 2013

Homenatge a Jaume II, Rei de Mallorques, en desagravi per sa retirada de sa seva estàtua en es poble de Sineu

Homenatge a Jaume II, Rei de Mallorques,
en desagravi per sa retirada de sa seva estàtua
en es poble de Sineu

(8 de març de 2012)

 
ENDREÇA A JAUME II DE MALLORQUES

Cavaller de sol i estrelles
i flor de sa flor del món,
nostàlgic Rei de Mallorques,
fill d’En Jaume d’Aragó
i espòs de N’Esclaramonda,
rosa d’es jardins de Foix;
forjador d’un regne lliure
que navega en sa maror
de la mar mediterrània
voltat de perills per tot
i que es basteix sota es signe
de la Santa Creu. Valor
no vos manca i diplomàcia
presideix es vostros dons,
oh savi i prudent monarca,
noble Rei Jaume segon.

Llorenç Vidal

Escrit en es set cents aniversari d’es traspàs
d’En Jaume II de Mallorques (1311-2011)


Coronació de Jaume II, Rei de Mallorques. Còdex d'es Privilegis. Arxiu d'es Regne de Mallorca.

Parenostro en Mallorquí

Parenostro en Mallorquí
Padrenuestro en Mallorquín





Pare nostro, que estau en el cel,
Sigui santificat es vostro nom.
Vengui a noltros es vostro Regne.
Es faci sa vostra voluntat,
així a la terra com es fa en el cel.
Es notro pa de cada dia
donau-nos, Senyor, es dia d’avui.
I perdonau ses nostres culpes,
així com noltros perdonam es nostros deutors.
I no permeteu que noltros
caiguem a sa temptació,
Ans alliberau-nos de qualsevol mal.




miércoles, 10 de julio de 2013

Enveges catalanistes


Es complexe d'inferioritat des catalanisme a Balears està causat per una sèrie de punts que ara resumiré aquí. Jo entenc que, haver de viure de mentides i més mentides, i que, aquesta necessitat de manipular i re-interpretar s'història, vé d'un complexe d'inferioritat notori, producte d'una sèrie de "putadetes" que s'història els ha reservat.

Aquí van aquesta sèrie de punts:
- que es "seu" nom de Catalunya surt per primer pic documentat a un llibre que tracta sobre es mallorquins i una croada pisana (Liber Maiolichinus), quand es nom de Balears vé d'un nom que mos donaren es fenicis
- que mentres es catalanistes estan obsessionats amb s'arribada des grecs a Ampúries com un fet de que sa civilisació arribàs a ells, es fenicis ja mos havien batiat amb so nostro nom actual: Baleyaroh - Balears
- que mentres ells mai, mai, mai han estat independents, noltros hem estat regne independent, i, a sa mateixa època, "ells" eren un grupet de comtats
- que mentres Barcelona no tenia ni port, perquè tot era una platja (com bé documenten ses cròniques pisanes de 1118), noltros teníem mig Mediterrani aterrorisat per ses ràzzies pirates i es port de Mdina Mayurqa tenia un tràfic marítim impresionant
- que mentres "ells" mai han posseït territoris nostros, noltros sí que hem posseït territoris seus (per exemple, sa Corona de Mallorca tenia com possessió part de s'actual Catalunya)
- que mentres "ells" mai foren província romana, noltros sí que ho fórem
- que mentres n'Alí el Mallorquí conquistava el nord d'Àfrica (Bugia, Tunis, etc), ampliant es territoris des regne almoràvid de Mallorca-Balears, allà per final des S. XII, a sa Península, ses assemblees de pau i treva, fixaven, de forma indirecta, es límits geogràfics de Catalunya entre Salses, Tortosa i Lleida (aquesta encara no hi formava part), ès a dir, ni tenien fronteres fixades ni hi estaven d'acord entre ells a l'hora de fixar-les
- que mentres "ells" varen anomenar Rei d'Aragó a un rei de Castella, cosa que amaguen, es soldats des Regne de Mallorca lluitaren pes drets des llegítim rei
- que mentres "ells" varen anomenar rei de Catalunya a un rei francès, es soldats de Balears varen lluitar, un altre pic, pes rei llegítim
- que mentres a s'antiguitat es nom des foners balears era, arreu del món civilisat, conegut com un símbol de bravura, duresa, honor i coratge, de Catalunya no tenim absolutament res. Important recordar que es foners balears, en no esser ateses ses seves peticions de pagament per tal de formar part de s'exèrcit cartaginès, posaren setge a sa ciutat de Cartago, setge que aixecaren en aprovar-se dites demandes
- que es lingüistes i folòlegs més importants de sa "llengua catalana" han estat i són balears: Mossèn Alcover, Francesc de Borja Moll i Joan Veny.
- que "ells" no saben quand salar ni quand lalar i noltros sí, i per això se volen carregar es nostro (sí, ara ja nostro) article salat, renegant d'ell i volent marginar-lo a ses escoles i a sa vida habitual
- que mentres se creuen que dir-mos gonelles ès un insult, per noltros ès un adjectiu possitiu, som ets autèntics i reals continuadors de sa feina d'en Pep Gonella. Si tan patètic ès esser gonellista o gonella, Mn. Alcover, que no seguia s'ortografia de s'IEC, o en Pere d'Alcàntara Penya, que considerava es parlar de balears es més autèntic, què deuen/devien esser?? (i això que ells foren "anteriors" a en Pep Gonella)
- que catalans con Mn. Griera o en Jordi Quingles reconeixien/reconeixen que es soldats d'en Jaume I no dugueren es català a ses Balears
- que mentres en Jaume I mai va esser rei de Catalunya (cosa que, després de Corbeil, pogué fer perfectament i no va fer), sí que va crear es regne cristià de Mallorca, amb dinastia pròpia
- que mentres ells mai varen tenir una dinastia real pròpia, noltros sí que la tenguérem
- que es fill d'en Ramón Berenguer i na Petronila va baratar es seu nom de "Ramon" per "Alfons" i es seu llinatge per "d'Aragó", posant fi an es casal de comtes de Barcelona per via "barcelonina"
- que se creuen que ells varen afegir Aragó an es comtat de Barcelona, quand realment ets aragonesos varen guanyar una sortida a la mar, però d'això no s'han temut
- que fins i tot, es "catalaníssim" Pere el Cerimoniós, reconegués que es títol principal era de rei d'Aragó i que ses coronacions se seguirien fent a Saragossa
- que s'han de basar amb en Ramon Muntaner per dir que ells, es "cathalanesch", mos repoblaren, un senyor que data malament (i per uns anys de diferència!!) es naixement d'en Jaume I i que diu que va voure sa conquista de Múrcia p'en Jaume I, quand devia tenir (en Muntaner) 1 any d'edat!!
- que en Ramon Llull fos mallorquí, i no català, com pretenen
- que ses 4 barres (millor dit, pals) foren preses per n'Alfons (fill d'en berenguer i na Petronila) i que sa teoria de ses barres d'en Ramon Berenguer no tenga per on aguantar-se (es segells d'en Berenguer no mostren barres, com sí ho fan es de n'Alfons)
- que sa bandera més antiga del món sia sa mallorquina, des Regne de Mallorques, atorgada pel Rei Sanç expressament pes regne, i no ses "barres" catalanes (que de catalanes, res de res)
- que noltros fórem regne independent amb sos moros almoràvids i també després de sa mort d'en Jaume I per 1276, mentres que sa generalitat no té existència segura i "certificada" fins 1359 després d'unes corts celebrades a.... Montsó!!!
- que a sa guerra civil volgueren invaïr-mos per sa zona de Manacor per incorporar-mos an es nefast "Estat Català" i sa jugada els va sortir de pena, havent de morir molta gent sense culpa


I tantes i tantes més que podria fer un llistat inacabable, però aquestes són ses fetes principals que els causen un sentiment i un complexe d'inferioritat tan gros que mos volen annexionar per tal d'apropiar-se de sa nostra història i sa nostra cultura.

Me sap greu, s'article d'avui no vol mostrar coses noves i vol ser cap punt de referència ni res de tot lo fet fisn ara; només ès un "recordatori" de perquè tenen es catalanistes aquest sentiment de sentir-se inferiors a noltros i que necessiten tenir-mos com "seus".


 http://regnedemallorca.blogspot.com.es/2012/02/enveges-catalanistes.html